SCBWI

Society of
Children's Book Writers
and Illustrators

MI PASO POR EL EUROPOLITAN, 2019

Mónica Layton

Cuando llegué a Zurich, el jueves 2 de mayo, la temperatura era de unos 13 grados – demasiado baja para la época del año y para mi chaqueta liviana y mis pantalones primaverales. Por suerte el Albergue de la Juventud, donde se realizaría la conferencia Europolitan ese fin de semana, estaba a diez minutos (a pie) de mi hotel, la Residencia Mutschellen.

Aunque el viernes todavía hacía un poco de frío, las actividades previas a la conferencia fueron muy interesantes. Mientras un grupo de escritores e ilustradores visitaron el zoológico de Zurich, otro grupo recorrió los sitios más famosos de la ciudad. Nos encontramos en Paradeplatz, (la zona de los bancos) y de allí caminamos hasta la iglesia Fraumünster (cuyas pinturas exteriores narran la leyenda de un ciervo que portaba un crucifijo iluminado entre sus cuernos). Después de una pausa a orillas del río Limmat, tomamos un tranvía que nos llevó a la editorial Nord Süd, donde nos recibieron con vino y bocadillos.

Los editores, todos jóvenes, hablaron sobre distintos tipos de literatura infantil suiza, desde los clásicos (como Heidi) hasta las publicaciones más recientes. Entre las últimas se destacan Tell (un libro plegable de Warja Lavater, quien en lugar de palabras usa pictogramas como lenguaje) y Armstrong (un libro de 128 páginas, escrito e ilustrado por Torben Kuhlmann, sobre un ratón que viaja a la luna). Las historias y las ilustraciones de los libros que alcancé a ojear me parecieron tan tiernas que podrían interesar a lectores de cualquier edad. Fue un día muy productivo.

El sábado 4 de mayo, 74 escritores e ilustradores provenientes de 12 países, como Alemania, Francia, Holanda, la República Checa, Estados Unidos, etc., nos reunimos en el Albergue de la Juventud de Zurich a las 7.45 de la mañana. Una cosa que me gusta de las conferencias de SCBWI es encontrarme con colegas y ver la enorme variedad de temas, estilos y personajes surgidos de la imaginación de estos artistas. Además, en esta oportunidad, tuve el placer de encontrarme personalmente con un grupo de escritoras con las que normalmente me reúno en forma virtual.

Las charlas y talleres que se llevaron a cabo el sábado y el domingo en la conferencia, estuvieron a cargo de, entre otros: Naomi Colthurst (Penguin Random House), Jay Whistler (Angelella Editorial Services), Molly O´Neill (Root Literary Agency), Alice Sutherland-Hawes (Madeleine Milburn Agency), etc. Estas son algunas de las cosas interesantes que dijeron:

• Todas las tendencias editoriales tienen su momento. En lugar de seguirlas, es mejor ser auténtico.

• El humor sirve para tratar temas difíciles.

• El agente defiende los derechos del autor; el editor, los del lector.

• Al buscar un agente es conveniente informarse sobre su formación en el campo editorial y su punto de vista.

• Los derechos extranjeros pueden generar una entrada importante.

• Twitter se puede usar para conocer a los agentes, conversar con ellos y responder a lo que publican, pero no es conveniente tratar de vender un proyecto a través de este medio.

Lo bueno de asistir a conferencias como Europolitan es que uno se puede informar sobre cómo funcionan las editoriales y las agencias literarias. Otra gran ventaja es que a los participantes se les brinda la oportunidad de enviar manuscritos e ilustraciones a editoriales y agencias que normalmente no son accesibles.

Tal vez sería conveniente que más escritores e ilustradores de habla hispana asistieran a la próxima conferencia Europolitan, que se realizará en Alemania dentro de dos años.

Así que, anímense.