SCBWI

Society of
Children's Book Writers
and Illustrators

EL OTRO: FUENTE DE POSTURAS ENCONTRADAS

Becky Rubinstein F.

En Sacramento, California, una estilista está cambiando el curso de la historia. Leemos: “Las mujeres de California podrán cambiarse el peinado sin miedo a ser discriminadas.” De acuerdo al Gobernador del estado, ¿se prohíbe cualquier tipo de racismo, en centros de trabajo o escolares, contra afroamericanos que se peinen el cabello con trenzas, torsiones o rastas? A falta de un retrato fidedigno, nos preguntamos cómo lucía Jam o Cam, padre de los camitas o jamitas, procedentes –según parece—de tierras africanas. Sí, el hijo de Noé, castigado por  deshonrar la desnudez de su embriagado padre, de ahí que, en calidad de maldito, habría de servir a sus hermanos de por vida, como afirma el Génesis.  Entre paréntesis…¿Jam lucía rastas, torciones o trenzas en el cabello, a diferencia de Yafet, el blondo de la familia; a diferencia del moreno semita de cabello oscuro ni liso ni rizado?  

A falta de retrato, acudimos a La Cabaña del Tío Tom de Harriet Beecher Stowe. Una sorpresa doble: la escritora era mujer y blanca, mientras que la novela alude a los llamados afroamericanos –para no decir negros, o de color–. Basta leer el prefacio para imaginar la tónica de dicha novela: “Las escenas de esta narración, como su título lo indica, se desarrolla entre una raza ahora ignorada por la sociedad elegante y refinada; una raza exótica, cuyos antepasados, nacidos bajo el sol tropical, trajeron consigo y lo transmitieron a sus descendientes, un carácter esencialmente distinto al de la áspera y dominadora raza anglosajona, que durante muchos años solo se valió de desavenencias y menosprecio”. Luego dice: ¡Gracias a Dios que el mundo ha sobrevivió  al comercio de negros! Una pregunta: ¿Cómo se tomó en aquellos años una novela digamos misericordiosa, humanista, libertaria cuando el descendiente de Cam era mera mercancía, como Tom? En La cabaña…  ( 75 ) se cita a la Biblia, según la cual hay que dar de comer al hambriento, vestir al desnudo y consolar al triste”, preceptos sagrados sine qua non, difíciles de cumplir en una sociedad mercantilista y abiertamente racista, en la que fingir era salvoconducto para sobrevivir, como en el caso de George, de modales señoriles, de educación, llamémosla “blanca” (96)

En la Nueva España –durante la Colonia– una monja escribana de nombre Sor Juana Inés de la Cruz da voz a los traídos del África, así como  a los indígenas, marginados y diríamos invisibles en una sociedad donde solo los hispanos tenían voz y voto: ni siquiera los criollos –los nacidos en tierras conquistadas– podían gobernar y  presumir títulos. La monja, humanista e igualitaria, en uno de sus villancicos de nombre “Negro” (342)  imita su habla y lo sitúa en el maremágnum de voces que conforman la sociedad castiza de entonces. “Alegres a competencia/ en sus cánticos bozales/ entraron en su capilla/ los Músicos de Azabache”. Rescatamos una estrofa: “Arre-cá la mula, no come la paja: /quita las jocico, mula chachalaca!

Pedro Melenas de Heinrich Hoffman, es una especie de guía poética para educar a los chicos. En la portada  descubrimos  su espíritu y tónica: “Por no cortarse las uñas le crecieron las pezuñas/ y hace más que un año entero/ que no ha visto al peluquero./ ¡Qué vergüenza! ¡Qué horroroso! ¡Qué niño más cochambroso!”.  En dicho libro –traducido a múltiples idiomas- encontramos en apartado: “La historia de los niños negros”. En la ilustración, el muchacho de color se pasea bajo una sombrilla rojo-colorada; Gaspar, Guillermo y Luis –niños  blancos y juguetones- se lo encuentran: “Los tres se burlan de él, por el color de su piel.”  Aparece Nicolás: imaginamos que Santa Claus, quien los regaña por burlarse “del morito”. Sordos, sin ganas de enmendarse, son castigados: “Nicolás los sumerge en el tintero”. ¡Qué negruras gritan las pobres criaturas.” Más “negros” que Abú Ben, Nicolás los castigó”.  ¿Sirvió de algo el castigo? Bajo el gobierno de Hitler, se  persiguió a hombres de color –por su  color– y a homosexuales por sus inclinaciones , “antinaturales”. Por sus costumbres –recordemos– lucían en el pecho una estrella de color de rosa… En Rey y Rey, Linda de Haan y Stern Nijland se rompen  estructuras: la reina, cansada de gobernar, invoca a su hijo en edad de merecer. Viene una candidata tras otra, y ninguna le parece. Hasta que aparece un joven príncipe: “desde entonces, los príncipes viven juntos, como rey y rey, y la reina por fin puede descansar.” Y finalmente. “vivieron felices y comieron perdices.” Al parecer los disparejos, hicieron una excelente pareja.   Llama la atención una noticia proveniente de Los Ángeles, California: “El primer actor abiertamente transgénero  afirma que “debería haber más papeles para gente trans en todo tipo de películas… En entrevista, Zach Barack celebró que “las grandes empresas sean cada vez más incluyentes y deseó que en un futuro alguien se atreva a contar una historia de un superhéroe transgénero.”

En “Introduce Stanger  Personaje LGBT”, Maya Hawke afirma su agrado de que Stranger Things nos dé un ícono lesbiano: Robin es bella, inteligente, divertida, uno de los papeles más padres y es lesbiana. Es un ganar para los gays.”

Por su parte, Clara Scherer –eminente periodista mexicana — escribe “Saberes de  Amos Oz” –escritor israelí con nombre de profeta bíblico–, quien Intentó esclarecer ‘las tensiones y presiones que soportan las personas por su ideología, las fronteras geográficas y el pasado histórico brutal’, e hilvanó palabras para ver entre las sombras, y ese movimiento del alma consistente en ir en busca del otro para tratar de entenderlo no es otra cosa que amor. El amor es el ansia de ver en medio de la oscuridad”. La palabra creó al mundo y la palabra… ¿La Literatura, el arte unirán  a gente  llamada equivocadamente, “diferente”.  Y viéndolo bien, todos somos “diferentes”. Y, ¿qué?

 

BIBLIOGRAFÍA
DIARIOS:
AP, Reforma, Internacional,  5 de julio 2019.
Clara Scherer, “Saberes de Amos Oz”, Excélsior, Nacional, 5 de julio 2019.
Gente, Reforma, Staff, “Introduce Stranger Personaje LGBT”, 6 de julio de 2019.
Los Ángeles, “Tiene Marvel primer actor transgénero, 6 julio 2019,

LIBROS:
De Haan Linda/ Stern Nijland, Rey Rey, ed. Serres, Barcelona, 2000.
La Santa Biblia, ediciones Paulinas, Madrid, 1974.
Sor Juana Inés de la Cruz, Obras completas, México, ed. Porrúa,1977