SCBWI

Society of
Children's Book Writers
and Illustrators

Corro Botiquín de emergencia para escritores en apuros, con María López-Agra

El pasado miércoles, tuvimos la suerte de contar en el corro SCBWI con María López-Agra, consultora editorial en Letras de sal y coach de escritores. Desde el principio de la charla, nos hizo sentir que no éramos bichos raros por sentir ansiedad en nuestro proceso de creación, pues según ella, ansiedad y creatividad son un binomio inevitable.

Durante el corro, nos fue mostrando cómo todas esas cosas que nos pasan, que a veces pensamos que solo nos ocurren a nosotros, no solo le suceden a todo el mundo sino que además son normales. Nos referimos por ejemplo a la confusión, la debilidad, el caos, la autocrítica exagerada, el miedo y el enamoramiento de nuestro trabajo, entre otras.

María presenta el proceso creativo como un proceso de seis fases: desear, elegir, empezar, trabajar, terminar y compartir. Así, fue desgranando las diferentes formas en que se manifiesta la ansiedad en cada una de ellas.

Además de la teoría, María compartió herramientas concretas que podemos aplicar de forma práctica, como por ejemplo la secuencia de centrado, ideada por Eric Maisel, que nos permitirá lanzarnos a nuestros proyectos de creación de forma rápida, concentrada y eliminando bloqueos.

También nos explicó la técnica de las cuatro listas, para organizar nuestro trabajo, y nuestros proyectos. Esta herramienta, combinada con la “lista de pases”, nos permitirá tener un mejor balance entre trabajo y descanso.

Para trabajar nos recomienda analizar nuestras metas, y organizar adecuadamente el espacio, el tiempo, y la planificación.

A la hora de dar nuestro trabajo por terminado, siempre surgen las dudas que con frecuencia se transforman en excusas, y nos llevan a la procastinación y al miedo. En este punto, María nos presentó a Rainiero el mosquito, un personaje que nos interesará conocer para hacerle frente y decidir si queremos echarlo o mantenerlo.

Necesitamos ser realistas y oportunos, y es necesario dejar reposar los trabajos. Para evaluar nuestros trabajos, María nos recomendó seguir seis parámetros: la idea original, los nuevos añadidos, el contenido apropiado, los valores y el objetivo, las normas del género y las posibilidades comerciales.

Para María, revisar un trabajo es fácil si sabes cómo. Para hacerlo bien, nos sugirió diferentes estrategias como cambiar la tipografía o imprimir las versiones en papeles de diferentes colores, cambiar el lugar de trabajo, revisar en voz alta, y cambiar el orden, entre otras.

También hablamos de la necesidad de compartir y desprendernos de nuestros trabajos, así como de pedir opinión sin dejar de reflexionar nosotros mismos.

Por último, María nos mostró que necesitamos aprender a vender, y que la venta no es lo mismo que el reconocimiento. Si los asociamos, puede resultar descorazonador.

Salimos del corro con la libreta llena de nuevos recursos y herramientas prácticas para ayudarnos en nuestros procesos de creación, y además con la sensación de ser un poco menos bichos raros. ¡Muchas gracias María por compartir tu sabiduría, tus experiencias y por darnos las medicinas y tiritas necesarias para seguir dando rienda suelta a nuestra creatividad!

Por María Jesús Cuesta López

www.mariajcuesta.com