SCBWI

Society of
Children's Book Writers
and Illustrators

Mar Benegas, poeta

Portada-camasMar Benegas (Valencia, España) es poeta y autora de libros infantiles, siendo especialista en poesía, animación a la lectura y creatividad. Realiza actividades y talleres con niños e imparte cursos y conferencias para adultos en diferentes instituciones. Autora de libros y poemarios para todas las edades, su obra ha ganado el reconocimiento del Banco de Libro de Venezuela (Abecedario del cuerpo imaginado) y de la Fundación Cuatrogatos de los Estados Unidos (Con el ojo de la i).

La cometa (LC): Mar (MB), ¿cómo llegaste al mundo de las letras? ¿Hubo alguna experiencia, libro o lectura en especial que fue un parteaguas? ¿Algún adulto en tu vida que fue prioritario en esto?

MB: Hay caminos a los que no se llega sino que son un punto de partida. Es decir, no fue algo consciente: escribo desde siempre, tengo algún escrito del año 84 (yo tenía 10 años) guardado. Por eso no fue un camino que yo buscase o al que llegase: estaba ahí siempre y si hubo algo especial más allá de mi necesidad de estructurar mi pensamiento y dar salida a todo lo que sucedía en mi interior no puedo recordarlo.

La decisión de dedicar toda mi energía a la escritura, el lenguaje y los libros, fue una decisión adulta.

La lectura era algo ajeno a escribir, para mí siempre fue una gran disociación, tal vez por eso ahora insisto tanto en que la ficción, el leer y el escribir, forman parte de lo mismo. Recuerdo cuando era niña que no era consciente de que los libros los escribían personas, pensaba que los escritores tenían que ver con un pasado pretérito. Por eso es tan importante que los niños y los jóvenes estén en contacto con los autores, para que no ocurra esta castastrófica disociación.

versos-como-una-casa-portadaLC: ¿Hay algún autor o autora que te ha enamorado desde la primera vez que leíste uno de sus libros? ¿Qué es lo que te impactó más de ese autor?

MB: Oh, adoro a muchos autores y no me parece justo nombrar a uno. Diré que tengo cierta predilección por la poesía y por los ensayos sobre poesía, lenguaje y pensamiento. Me parece fundamental leer trabajos que aborden en profundidad los temas que me interesan, no solamente leer ficción o poesía (que es fundamental para escribir un poco mejor), sino saber cómo funcionan las cosas y sus porqués.

LC: Danos el nombre de un poeta para niños que no deberíamos perdernos.

MB: Vaya, vamos de mal en peor, jaja. ¿Un poeta solamente? Gloria Fuertes, Mª Elena Walsh, María de la Luz Uribe, Eduardo Montejo, Isabel Escudero… (y dejo solamente a los que ya no están entre nosotros, pero podríamos hace una buena lista). El problema de la poesía infantil es un poco la falta de conocimiento.

LC: Gracias, así podemos ponernos un poco al día… ¿Por qué te inclinaste hacia la poesía cuando la poesía, especialmente para los más pequeños, es un género difícil de publicar? ¿Escribías poesía desde niña o fue algo que llegó después? ¿Recuerdas el primer poema que escribiste y de qué trataba?

BESTIA-SHOP_1024x1024MB: Bueno, como te decía al principio, no fue una decisión, sucedió y ya. De hecho, cuando hace un par de años mi hermana me dio aquel escrito de 1984 que ella tenía y encontró de casualidad en su casa, al releerlo, me di cuenta que, a pesar de estar escrito a línea corrida, era un poema y que tenía rima. Y, además, estaba escrito con métrica, en alejandrinos ni más ni menos. Lo estructuré en versos y sí, era sin duda un poema rimado y con métrica. Muy dramático porque hablaba de la soledad: lo escribí en el hospital después de operarme de apendicitis, eso sí lo recuerdo, y cómo la escritura siempre me ha servido para dar forma a lo que bulle por dentro y para nombrar lo que no puedo nombrar de otro modo. Y desde entonces la poesía siguió ahí, siempre me permitió expresarme.

Escribir para niños fue después de nacer mi hijo. Yo tenía algún libro publicado y él sentía curiosidad por mis poemas. Me solía preguntar sobre ellos. Yo se los leía y, como eran poemas para adultos, él me decía que no entendía nada (tenía seis o siete años), por eso decidí escribir A lo bestia, que fue el primer libro para niños y el que todavía funciona igual de bien que entonces. Creo que la clave fue, precisamente, que fue escrito mirando a los ojos de la infancia y que por eso les gusta.

Después, cuando dejé mi trabajo y me dediqué a la escritura, siempre supe que quería dedicarme a la infancia, que me interesan los niños y que, si realmente deseamos que el mundo cambie de rumbo, ha de ser a través suyo.

En realidad escribo para niños porque me caen infinitamente mejor que los adultos.

LC: Sabemos que tus libros han sido traducidos a varios idiomas. Traducir poesía es especialmente complicado, cuéntanos cómo ha sido la experiencia.

4cajaMB: Sí, traducir poesía es realmente complicado, es una verdadera tragedia ver cómo quedan algunos de libros que se traducen actualmente y, sin ir más lejos ,hace unos pocos meses se editó un libro que esperé mucho tiempo, de los limericks de Edward Lear, y ha sido muy decepcionante comprobar la pésima traducción realizada en el mismo. Pero, afortunadamente, hay traductores maravillosos (traductores, ese oficio tan poco valorado pero tan valioso). Gracias a ellos podemos disfrutar de las rimas o poemas anglosajones (pienso en Miguel Azaola que tan maravillosamente ha traducido a los clásicos modernos de la LIJ) y los que nos llegan de otros idiomas.

En fin, creo firmemente que para traducir poesía hay que ser poeta, es un requisito indispensable, saber de poesía y tener la sensibilidad poética necesaria.

En mi caso he tenido experiencias  bonitas y otras no tanto, también hay casos en los que, simplemente, no puedo opinar, el chino simplificado o el coreano: ni idea.

LC: ¿Tienes un agente que gestiona tu obra o los gestionas tu misma? En este último es el caso, ¿cómo es el proceso?

MB: No, no tengo agencia, lo gestiono como buenamente puedo, ja. La verdad es que nunca he pensado en el proceso como tal, soy muy constante y no desfallezco fácilmente; tal vez es mi punto más fuerte. Ahora mismo acaban de volver a rechazarme (una editorial que me gusta mucho, además) una novela juvenil que mi hijo piensa que es lo mejor que he escrito nunca y de la que, dice, algún día harán una película. No es la primera vez, pero en lugar de dejar de intentarlo tomo la respuesta como una señal de que no es el momento. Así funciona mi proceso: reviso mucho, soy terriblemente autocrítica, por eso, cuando estoy segura de un texto y creo realmente en él, y me gusta, no desfallezco. Enviar los textos: a veces funciona y a veces no.

Otra cosa muy importante es que, con el tiempo, tengo algunas editoriales que considero mi casa, con editores que ya son mis amigos. Y trabajo tan a gusto con ellos y sé que van a hacer su trabajo con mimo y responsabilidad, eso da mucha tranquilidad.

8ojoLC: Platícanos de la relación entre las imágenes y la poesía en tus libros para los más pequeños. ¿Trabajas de la mano con él o la ilustradora o no interfieres para nada? ¿Nos puedes dar el nombre de algún artista con el que te gustaría “compartir” obra?

MB: Me parece muy importante, por el valor que tiene el libro como objeto, el libro como objeto de afecto: un libro puede respetarse y quererse y nos puede gustar o no en función de la factura y de cómo esté realizado.

Me gustan los libros  de poesía bellamente ilustrados porque son doblemente hermosos. Me gustan los libros de poesía que son tratados gráficamente como un libro álbum. A todos nos gustan los objetos estéticamente bien tratados, libros bellos. A los niños y niñas,  por pequeños que sean, también.

En cuanto al trabajo conjunto no me gusta interferir, cada cual hace lo suyo. Creo, además, que gestionar la parte de la imagen y el diseño es tarea de los editores.  En mi caso los editores hacen un trabajo estupendo.

Sí me gusta saludar a mis compañeros de libro o sugerir, si me dejan, posibles candidatos según el texto. Pero no es imprescindible.

Me encantaría hacer un libro para bebés con Helen Oxenbury.

LC: Cuéntanos sobre la página EL sitio de las palabras y sus próximos eventos. ¿Cómo vives esta experiencia con otros autores o promotores de la poesía para niños? ¿Por qué decidiste organizar los cursos de formación y promoción y qué resultados has obtenido?

Captura de pantalla 2017-11-11 a las 17.12.34MB: El sitio de las palabras es un proyecto muy personal que en un inicio nació para intentar dar una respuesta a mi inquietud con respecto a la formación de los mediadores de lectura (familias, docentes, bibliotecarios, etc.) y, en otro ámbito, a la circulación del saber más allá de lo academicista. Hay personas que saben mucho de sus temas y es saludable para la sociedad que ese saber pueda llegar y ser compartido.

Fomentar la curiosidad innata en las personas y el “saber por saber”, es decir, aprender por el interés y el gusto que el aprendizaje suscita, no por obligación.

Por otras cuestiones (de carga de trabajo, básicamente), la web, ahora mismo, ofrece pocos cursos de otros profesionales. Tanto los virtuales como los que ofrecemos presencialmente se gestionan a través de “El sitio de las palabras” pero son, básicamente, míos.

Justo ahora se suma Jesús al equipo y pensamos volver a retomar el espíritu colaborativo e inicial de la web, además de generar otro tipo de contenidos, como artículos, reseñas, críticas y reflexiones en torno a la LIJ.

LC: ¿Qué es Jaleo? ¿Cómo vives la experiencia directa con tus lectores? ¿Cómo impacta en tu obra?

Captura de pantalla 2017-11-11 a las 17.13.03MB: JALEO (Jornadas de Animación a la Lectura, Escritura y Observación) son unas jornadas internacionales que comenzaron desde el mismo espíritu que “El sitio de las palabras”. Fue un proceso muy largo que se ha ido consolidando con los años y que finalmente ha conseguido el apoyo y la colaboración de instituticiones claves en la lectura y el libro.

Las dirigimos Jesús Ge y yo misma con la UIMP (Universidad Internacional Menéndez Pelayo en su sede de Valencia), co-organizadas por la Dirección General del Libro y Bibliotecas, y colaboran la Universidat de València, Colegio Oficial de Bibliotecarios y Documentalistas de la  Comunidad Valenciana y el CEFIRE (centro de formación de docentes). 

En JALEO17 tuvimos el gusto de contar, como invitados internacionales, con Kveta Pacoswka desde Praga y María Cristina Ramos desde Argentina.

Se han convertido en pocos años en un punto de encuentro (este año tuvimos 210 inscripciones) donde vienen profesionales de toda España e incluso del extranjero a formarse y compartir unos días de aprendizaje. Por la mañana hay un ciclo de conferencias y por las tardes talleres. También forman parte de JALEO un espectáculo cultural para la inauguración y una JAM de poesía infantil que va consolidándose y que cada año tiene más público, donde los propios niños vienen a leer poemas infantiles.

En fin, es un verdadero gozo ver que la ciudad de Valencia se convierte por unos días en una capital internacional de libros, infancia y reflexión.

A mí personalmente me sirve, como a todos los que participamos, porque me permite disfrutar de unos días en los que se dan encuentro lo mejor de lo mejor, elegidos con mimo y cuidado, en cuanto a propuestas de lectura e infancia.

portada-AJLLC: ¿Qué es lo más difícil de tu actividad creativa y profesional como poeta?

MB: ¿Pagar las facturas?

LC: Danos un consejo para esos autores que desean escribir poesía para niños.

MB: Que lean mucho, que se formen, que tachen, borren, y vuelvan sobre los textos. Que se lo tomen en serio. Que vuelvan a leer, que escuchen a otros poetas y que reciten en voz alta. Que busquen el misterio y el ritmo del lenguaje. Que no se olviden de jugar ni de mirar a los ojos de la infancia. Que no dejen, nunca, tomárselo en serio, mucho menos el juego. Que no decaigan y sean constantes.

http://www.marbenegas.es

http://www.marbenegas.es/blog/

https://www.elsitiodelaspalabras.es

http://www.jaleovalencia.es/es/