Corro con Guillermo de los Mozos/Get-together with Guillermo de los Mozos

Posted on: January 24, 2017


Corro_ScbwiSpain_Kalandraka_Guillermodelosmozos_2017

We all know that social media and web platforms are great shopwindows for creators who want to present and promote their work. However, we often feel (a bit?) lost about how to use them and it's tedious spending so much time for what seems like so little return. We asked Guillermo de los Mozos to share some expert advice drawn from his huge experience in online kidslit promotion to hopefully enhance our performance and improve our campaign efficiency.


Es bien sabido que las redes sociales y las plataformas web son muy buenos escaparates para cualquier creador que quiera dar a conocer y promocionar su trabajo. En muchas ocasiones nos sentimos un poco perdidos en ellas y es tedioso dedicar un tiempo difícilmente calculable con el objetivo de sacarle el mínimo partido. Por eso creímos que Guillermo de los Mozos, que tiene una amplia experiencia en el tema, sería la persona adecuada para recomendarnos cómo difundir adecuadamente nuestro trabajo como creadores.

Según Guillermo, los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de invertir nuestro tiempo en promoción en redes se pueden resumir en: Desarrollar correctamente nuestra imagen de marca, dar visibilidad a nuestro trabajo, crear movimiento y ser constante.

De las redes que lideran ahora mismo la red, Facebook e Instagram, hablamos largo y tendido, descubriendo datos que a algunos nos han dejado más que fascinados.

"La relación de visibilidad entre compartir una publicación de un amigo o página en nuestro muro a publicar el propio enlace se incrementa de cuatro a siete veces." Es decir, que los algoritmos de Facebook premian a los usuarios que publican el contenido en su muro a los que simplemente presionan el botón de compartir."

El buen usuario de Facebook es el que comparte enlaces de calidad que realmente generan interés en sus seguidores. Ofrecer calidad a la gente te posiciona en tus redes de una manera adecuada. Conseguir que tus seguidores interaccionen contigo será el siguiente paso. Y, sobre todo, ser constante en las publicaciones.

"Si vas a hacer una publicación al mes, sigue haciendo una al mes, porque si abandonas la constancia en Facebook te matas a ti mismo."

Intentando separar el tipo de contenido que es más adecuado para cada red social comenzamos a hablar de Instagram como red emergente y en crecimiento. Tanto para el escritor como para el ilustrador es una buena herramienta, asumiendo que la imagen es la protagonista absoluta.

También conversamos sobre la importancia de la web personal y de las plataformas de promoción web como medios para ampliar nuestra promoción.

Intentando resumir y de recomendar al usuario de redes cómo mejorar su visibilidad, lo más importante a tener en cuenta actualmente es que en las redes cada vez la imagen en movimiento (y con mayor repercusión los vídeos en directo) es la que despunta sobre todos los formatos. Y también la creación de sinergias: Cómo formar y sacar partido de colectivos y comunidades de creadores para que el trabajo de todos llegue más lejos.

Mil gracias, Guillermo, por haber compartido información tan interesante y práctica. Seguro que con este corro los asistentes conseguirán mejorar su estrategia de promoción.   

 

Por Ale Díaz Bouza

Traducción Sally Cutting



 
Corro con Sofía Alaínez Volvoreta/Get-together with Sofía Alaínez Volvoreta

Posted on: November 27, 2016


If we are to create literature for children, we must be especially aware of the challenge that deciphering printed text presents to young people. To better understand this, we have asked Sofía Alaínez to talk about her experience, and about the trends and tastes of today's children. Sofía is the coordinator at Volvoreta, a project which encourages reading in libraries and schools, and is in direct contact with our reading audience.


20161116_194204Muchas veces hablamos en nuestros corros SCBWI del esfuerzo del autor o del ilustrador a la hora de empezar, y más todavía de terminar, cualquiera de sus proyectos artísticos. De las trabas que se encuentra en el camino, del temor a la página en blanco y de los plazos de entrega imposibles.

Pero, al dedicarnos a la literatura infantil y juvenil, debemos ser especialmente conscientes del esfuerzo que supone para los jóvenes cerebros interpretar ese otro mundo alternativo: el mundo impreso.

Vivimos en la sociedad del corre, venga, vamos, quiero esto y lo quiero ya, y rapidito. Y en esta vorágine cotidiana, de repente ponemos en sus manitas un instrumento que les obliga a detenerse para interpretar un universo de colores y palabras. Algo que parece fuera de lugar en estos tiempos que “corren”.

Por este motivo invitamos a Sofía Alaínez, coordinadora de Volvoreta, un proyecto que consigue la dinamización de la lectura en bibliotecas y colegios. Como trabaja directamente con el público al que nos dirigimos, acudió a contarnos su experiencia, así como los gustos y tendencias de la infancia actual.

Nos confirmó que leer es complicadísimo cuando no se tiene el hábito. Que conseguir ese hábito es costoso en un mundo en el que la imagen y la inmediatez han tomado la rutina diaria. Pero que en cuanto se enganchan a la lectura… ya no hay camino de vuelta.

Revisamos las dichosas estadísticas sobre índices de lectura en España, sobre edades, sobre… números en general. Y Sofía nos confirmó que, hasta que no hubiera una “estadística basada en la humanidad”, ninguna cifra era imprescindible para valorar el estado de la LIJ. Y también nos recordó que el respeto al lector es lo primero. Es a él a quien nos dirigimos, y nuestro objetivo no es educarlo (en el sentido de moralizarlo), ni aleccionarlo, ni ofender su inteligencia.

En ese camino desde el inicio de la lectura hasta conseguir el gusto por la lectura, la ilustración es un apoyo imprescindible. No solo ayuda a la narración, sino también al niño a empatizar con sus lecturas. Y hablo de niños y jóvenes porque es nuestro terreno, aunque todos estuvimos de acuerdo en que una buena ilustración es una alegría para cualquier lector de cualquier edad. Y que hay sentimientos y sensaciones que solo se pueden plasmar con colores. O con sombras.

Hablamos de los libros informativos (no ficción), que es una tendencia en publicación infantil que está adquiriendo más auge, tanto en calidad como en número de publicaciones. Hasta hace poco era un género destinado a otras edades, pero estuvimos observando algunas publicaciones que nos trajo Sofía y que nos dejaron con la boca abierta

También nos recordó la importante influencia que ejercen los creadores, y la responsabilidad que esto conlleva. Y también el objetivo que jamás deben olvidar en cada trabajo que realizan: salvar a la imaginación. Que está en peligro de extinción, y que nuestros pequeños lectores siguen necesitándola por mucho que haya cambiado el mundo.

Queremos agradecer a Sofía el cariño con el que nos atendió, su paciencia y su disposición para responder y participar en la charla de todos los asistentes en que se convirtió.

 

Por Sally Cutting

y María José Gómez



 
Corro con Tatiana Davidovich/Get-together with Tatiana Davidovich

Posted on: November 10, 2016


IMG-20161023-WA0006

Fairy stories or classic folk tales spring from a universal oral tradition, although they have many flavours according to local culture. They originate in the ancient religions of Egypt and Mesopotamia and their rites of passage for young men to gain access to adulthood. Similar characters and storylines can be found in many classical tales: children left in the woods (Hansel and Gretel, etc,) at the mercy of terrible witches or ogres who try to eat them (H and G, Jack and the beanstalk, Tom Thumb) or shut them away (Rapunzel). Wise mentors appear to give help and advice, like the old man who gives the hero of the Frog Princess a magic ball of twine to lead him to his goal, and helpers negotiate their support in exchange for not being killed. And the terrible witch Baba Yaga, guarding the gate between life and death. She is a formidable wise woman who has to be beguiled into collaborating. The heroes cross the threshold, die, and return as adults.

 

These stories have not lost their appeal over the years; the spirit of achievement, growth and maturity acquired after trial by danger and adventure still touches deep emotional responses.

 

That was our get-together theme with Tatiana Davidovich. Pleasure to had her with us!


El pasado miércoles 19 pasamos una tarde estupenda de la mano de Tatiana Davidovitch, que nos regaló los orígenes del cuento popular ruso y sus diferencias y semejanzas con el cuento popular europeo.

Nos comentó que llegaron a nuestros días gracias a que a mediados del siglo XIX el folklorista, filólogo e historiador ruso Alexandr N. Afanasiev recorrió los rincones más recónditos de la extensa Rusia para recopilar cuentos de tradición oral. En total, el científico recopiló 640 cuentos que separó en dos partes: cuentos para niños y cuentos para adultos.

 

Los cuentos para adultos se dividieron dos colecciones: Leyendas populares rusas y Cuentos prohibidos. La publicación de la primera tuvo un éxito clamoroso, pues resultó que esas leyendas, que incluían a personajes del Antiguo y Nuevo Testamento, no expresaban los sentimientos piadosos del pueblo fiel a la doctrina de la Iglesia, como podía esperarse, sino una actitud negativa, y en ocasiones burlona, hacia la moral eclesiástica. La censura lo consideró un sacrilegio y la publicación fue secuestrada de las librerías y prohibida.

Con las complicaciones que tuvo la colección anterior, fue impensable la publicación de los Cuentos Prohibidos, que incluía textos con tintes eróticos dirigidos esencialmente contra el clero, grandes señores y terratenientes. Enviada clandestinamente a Suiza, fue publicada en 1872, un año después de la muerte de Afanasiev, quien por su constante dedicación al estudio de la creación popular y las creencias idólatras del pueblo, pasó a ser considerado un personaje peligroso y non grato para los poderes civiles y religiosos.

 

En los cuentos para niños el mayor espacio está dedicado a los cuentos maravillosos o de hadas. Conservan vestigios de antiguas divinidades, como la creencia de que existen espíritus dueños de los bosques, de los mares, de las montañas, de los elementos, el culto a los antepasados, la hechicería… Sin embargo, no es esto lo que determina el valor y la vitalidad del cuento maravilloso: el punto fuerte del cuento consiste en su capacidad para interpretar los elevados ideales del pueblo.

 

Sus características propias se basan en la conservación de la frescura y su autenticidad, por ser publicados tardíamente. Además, hablamos de una región aislada del resto del mundo, tanto geográfica como políticamente, lo que permitió que se mantuvieran fieles a la tradición oral en el momento de su publicación. Por otra parte, estos cuentos en ningún momento pretenden moralizar; simplemente cuentan lo que le pasa al héroe para que el lector extraiga sus propias conclusiones.

 

Sus semejanzas con respecto a los cuentos populares europeos radica esencialmente en las acciones que realiza todo héroe:

1º) Se presenta una pérdida, un daño o un deseo.

2º) El héroe, que en un principio se presenta como alguien poco destacable, ha de internarse en el bosque; entendiendo este escenario como la frontera entre la vida y la muerte. Es aquí donde el niño ha de pasar el rito iniciático para convertirse en hombre.

3º) Encuentra a un donante que le ayuda (a veces le perjudica a través del engaño).

4º) El héroe vence.

5º) Vuelve a casa con una apariencia  flamante, convirtiéndose en la admiración de todos. El niño se ha convertido en hombre.

 

El corro fue amenizado con las maravillosa ilustraciones del cuento La princesa rana, editado por Pobre Lobo y realizadas por Sally Cutting, y las aportaciones de los asistentes fueron la guinda del pastel. Hablamos sobre la posibilidad de un origen común de todos los cuentos populares, como defendía Vladímir Propp, e incluso comparamos los mitos y leyenda con los cuentos populares de la mano de Joseph Campbell.

Una tarde inolvidable e irrepetible, de lo más enriquecedora para todos los asistentes. Contamos contigo para la próxima, el día ——, porque el directo siempre es imprevisible, y precisamente ahí se esconde su magia.

Por Sally Cutting

y María José Gómez



 
Corro con José Morán/Get-together with José Morán

Posted on: October 13, 2016


IMG-20160922-WA0003_2Son muchos los ilustradores que cada vez se atreven a pasar de lo gráfico a lo escrito para relatar sus propias historias a través del álbum ilustrado. También cada vez son más los escritores los que se especializan en este campo. Por ello vimos necesario este corro en el que decidimos invitar a José Morán, escritor de literatura infantil y de álbum, y que viniera a compartir con nosotros su experiencia.

José Morán ha sido director literario editorial, profesor y autor de más de 50 títulos infantiles. Imparte cursos, talleres y actualmente es mentor en la Escuela I con I. También ejerce como crítico literario ocasionalmente.

Lo primero que puntualiza es que debemos tener muy claro lo que es un álbum ilustrado y cómo funciona el texto en él: poético, narrativo, cinematográfico… una obra de arte. La ilustración, por definición, tiene generalmente un gran espacio y peso, y la historia puede ser comprendida sólo visualizando las imágenes. Existen varios casos: puede aparecer un doble protagonismo texto-imagen o podemos encontrar estructuras secuenciales como en otros géneros como el cine y el cómic, también los casos en los que el texto no existe.

Son muchos los ilustradores que han escrito álbum y prueba de ello está en que una mínima investigación sobre los mejores referentes de álbum ilustrado los encontramos en aquellos autores que escriben e ilustran sus propias historias: Sendak, Lioni, Castán, Gusti, Balzola, Janosh, etc.

"¡No es tan difícil escribir un álbum! Hay que centrarse en escribir un texto que sostenga y apele a las ilustraciones.

El autor de álbum que ilustra y escribe debe saber lo que quiere contar con ambas voces, la gráfica y la escrita, intentando no ser redundante.

Lo bueno de este caso es que no hay peleas con otro autor, sino con uno mismo. Además, no tienen por qué ser grandes escritores, sino grandes creadores de historias."

Los procesos de creación de un álbum son muchos y todos son válidos. Desde comenzar con un texto propio o ajeno, con ilustraciones relacionadas temáticamente, una idea, un desencadenante o un personaje en un determinado entorno que nos sugiera la historia.

"Primero debemos tener algo que contar, buscar en ello una buena historia y luego encontrar la forma de contarla. Los primeros borradores nos parecerán horribles, pero debemos dejarlos reposar y volver a ellos. Corregirlos, pensarlos, trabajarlos, escribirlos… ¡más y más!"

José hizo un breve recorrido por la teoría básica del proceso de creación del texto y las diferentes formas desde las que se puede afrontar: Conflicto, tipos de texto, bocetos y story, etc.

El secreto está en la salsa y por eso hay que tener en cuenta que los pequeños detalles de todo álbum ilustrado servirán para la creación de un libro que una la buena historia, el buen personaje y algunos elementos más: como por ejemplo la importancia de una buena portada.

Os pasamos la bibliografía recomendada:

Sobre técnicas de escritura:

- King, Sptephen. Mientras escribo. Ed. Debolsillo.

- Bradbury, Ray. Zen en el arte de escribir. Ed. Minotauro.

- Páez, Enrique. Escribir: Manual de técnicas narrativas. Ed. SM.

Sobre álbum:

- González, Luis Daniel. Cruce de caminos. Álbumes ilustrados: Construcción y lectura. Ed. de la Uiversidad de Castilla La Mancha.

- Salisbury, Martin. Ilustración de libros infantiles. Ed. Acanto.

- Van Der Linden, Sophie. Album[es]. Ed. Ekaré / Variopinta ediciones.

Y un último consejo: "Regalar lo que somos. Sólo se pierde lo que no se vé."

Muchas gracias, José, por tan valiosos recursos que seguro nos animará a afrontar de forma diferente nuestros proyectos de álbum.


More and more illustrators are venturing into writing their own stories to create picture books. And more and more writers are specializing in this area. So we decided to invite José Morán, a prolific writer of children’s books and picture books in particular, to share his experience with us in a SCBWI “corro”.

José Morán has been a literary director, professor and is the author of over 50 children’s books. He teaches courses, workshops and is a mentor at the i-con-i Art School. He is an occasional literary critic.

He defines a picture book as an art form. We should look at how the text works, whether poetry, narrative or (almost) cinematic. The illustration is paramount and bears the weight of the story, and the text may be prominent on the page or implicit. Even if there is no printed text at all and the story can be told in images, there has still been a written script.

A number of the best picture books have been written and illustrated by the same author: Sendak, Lioni, Castán, Gusti, Balzola, Janosh, etc.

José says it’s not that difficult to write a picture book. You don’t need to be a great writer, but a great storyteller.

All the creative paths that lead to a picture book are valid, whether you start from a text of your own or not. You need an idea, a story to tell, write it down as it occurs to you, and then find the way of telling it most convincingly. The first draft will look awful, but let it rest for a time and come back to it. Again. And again. And again.

The devil’s in the detail. Also in a good cover.

Thank you, José, for share with us these invaluable resources.

Por Ale Díaz Bouza

Traducción Sally Cutting



 
Winter Reading List 2016

Posted on: September 26, 2016


LA INFORMACIÓN PARA LA LISTA DE LECTURA DE INVIERNO (WINTER READING LIST) SE TIENE QUE ENTREGAR A MÁS TARDAR EL VIERNES, 30 DE SEPTIEMBRE
 
No te pierdas esta oportunidad gratuita para que tu libro llegue a miles de lectores del mundo. La lista de lecturas de invierno se mandará a escuelas, bibliotecas, librerías y consumidores a través de una descarga digital. Promoveremos la lista y la respaldaremos con anuncios pagados, marketing y anuncios en redes sociales.
 
La lista se organizará por regiones (las mismas usadas para el premio Crystal Kites y la Lista de lectura de verano) y por género y grado escolar. Habrá una lista bilingüe y en español (elige entre tus títulos aquel que tenga más posibilidades de ser distribuído en EEUU).
 
Por favor manda la siguiente información por email a readinglist@scbwi.org . La información tiene que estar en inglés, pero la traducimos aquí para facilitarte el trabajo.

  • Título:
  • Autor:
  • Ilustrador:
  • Género:
  • Descripción del libro en 25 palabras (o menos):
  • Tu ciudad y estado o país de residencia:
  • Editorial:
  • Fecha de publicación:
  • Grado escolar*:
     
  • Title:
  • Author:
  • Illustrator:
  • Genre:
  • 25 Words (or Less) Book Description:
  • Your City and State of Residence:
  • Publisher:
  • Publication Date:
  • Grade Level*:

*Escoge el año escolar más cercano al nivel de tu libro: Infantil, primero-segundo, tercero-quinto, sexto- octavo (secundaria), noveno-duodécimo (bachillerato).

La editorial tiene que estar incluída en la lista PAL, para incluir la editorial si no está en la lista, rellena el formulario en este enlace: http://www.scbwi.org/pal-publishers/
 
Por favor indica si este es el mismo libro que mandaste para la Lista de lectura de verano. Puede serlo, ¡pero esta es la oportunidad de promover otro de tus libros!
 
RECUERDA QUE LA FECHA LÍMITE ES EL VIERNES, 30 DE SEPTIEMBRE



 
Encuentro con agente Mark Mills/Meeting with Mark Mills, agent

Posted on: June 15, 2016


Report by Ana Cristina Martín and translation to English by María Jesús Cuesta (below).

 

FullSizeRenderEl equipo de SCBWI que viajó a la Feria del Libro de Bolonia 2016 llevó un cuaderno-dossier con trabajos de los socios en España para distribuir a agentes y editores. Como fruto de ello nos pusimos en contacto con Mark Mills, de la agencia Plum Pudding, y organizamos una actividad en Madrid como presentación de su agencia y para que conociera a nuestros ilustradores.

Mark Mills tiene un vínculo especial con España. Muchos de sus ilustradores son de nuestro país, y  también hay varios miembros de SCBWI. Fundó Plum Pudding en 2005, tras una amplia experiencia como diseñador gráfico y director de arte. Tenía una idea muy clara de que su agencia no sería una de tantas con decenas de ilustradores variados con los que siempre es posible satisfacer la demanda de un cliente; quería apostar por un modelo más reducido, con una cartera muy seleccionada de clientes, y con una atención más cercana al artista, con capacidad para involucrarse en proyectos que sirvan de estímulo a los artistas.

IMG_4259La agencia cuenta hoy día con dos empresas satélite: la agencia literaria: Plum Literary y Plum5 una empresa de servicios que ofrece todos lo relacionado con el libro, en un pack completo (escritores, ilustradores, diseñadores, fotógrafos) y entre los planes de Mills hace tiempo que  está el sueño de abrir oficina de la agencia en nuestro país.

En el espacio “El mirador” del Museo ABC de Ilustración nos reunimos con el agente y dedicamos una mañana a analizar cómo trabaja una agencia especializada, qué tipo de ilustradores busca actualmente y cómo debemos presentar nuestro trabajo, si queremos entrar en el mercado anglosajón.

¿Cuál es el trabajo de un agente?

IMG_4265Un agente se encarga de encontrar trabajos para el artista, pero también de negociar y gestionar los contratos. La agencia siempre mira con lupa los contratos que llegan al ilustrador y se encarga de pelear las condiciones que considera inapropiadas para el ilustrador.

En el caso de Plum Pudding, además realiza una labor importantísima de apoyo y de estímulo a sus ilustradores, buscando tendencias, aportando ideas, etc.

La agencia se lleva un porcentaje del 30% de los contratos. Mark es consciente de que los contratos en España son peores que en Gran Bretaña, y no acaba de comprender la forma de trabajar de las editoriales en España, donde se invierte mucho dinero en producir libros con unas calidades altísimas y formatos especiales, para luego hacer tiradas muy cortas. En EE.UU y Gran Bretaña los formatos son bastante homogéneos, y las calidades son inferiores, pero eso permite invertir más en el contenido, pagar mejor a los ilustradores y hacer tiradas más largas.

En el mercado de literatura infantil anglosajón se aprecian tres grandes sectores: un bloque de libros baratos, un segundo bloque de cuentos de fácil consumo, de personajes agradables, vivaces y con "personalidad"; cuentos graciosos y de acción (aquí es donde se mueve Plum Pudding) y un tercer bloque de libros regalo singulares que se venden por encima de las 20 libras. 

Por la tarde Mark Mills revisó uno a uno los portafolios de los asistentes y todos los asistentes pudieron escuchar los consejos sobre estilos, tamaños, paletas de color, mercado más aconsejable…

IMG_4269¡Esperamos que este sea el primero de muchos encuentros interesantes con Plum Pudding! ¡Gracias, Mark!

_______

The SCBWI team that travelled to Bologna Book Fair took a notebook-dossier including the works of some Spanish members which was delivered to agents and publishers. As a result of this, we got in touch with Mark Mills, owner of the Plum Pudding agency, and eventually we organized an activity in Madrid to present the agency and meet our illustrators.

Mark Mills has a special link with Spain. Many of their illustrators are Spanish, and some of them are SCBWI members. He founded Plum Pudding in 2005, after several years working as a graphic designer and an Art Director. He had the idea that his agency wouldn’t be one of many that have dozens of various illustrators with whom is always possible to meet the demands of any customer. Instead, he wanted to go for a smaller model, with a selected portfolio of clients, and with a closer attention to the artist, having the capacity to take part in projects that engages and encourages their artists.

The Agency has two satellite companies today: the literary agency Plum Literary and Plum5 a services company that provides everything related to books as a full pack (writers, illustrators, designers, photographers). Mills is also planning on fulfilling his longtime dream of opening an office in Spain.

IMG_4266In the ABC Illustration Museum’s room called “El Mirador” (bay window), we met with the agent and spent the morning analyzing how a specialized agency works, what kind of illustrators they are currently searching for, and how we should present our work if we want to enter the English-speaking market.

What is an illustrators agent's job?

An agent finds work for the artist, but also negotiates and manages the contracts. The Agency studies always closely every contract signed by the Illustrators and is in charge of fighting the conditions when considered inappropriate for the artist.

But the agent also spends an important amount of time supporting and encouraging their illustrators, searching for trends, suggesting ideas, etc.

IMG_4268The Agency commission is 30% of the contracts. Mark is aware that contracts in Spain are worse than in the UK. He does not understand the way Spanish publishers work, as they invest heavily in producing books with very high quality and special formats, but then they do very short runs. In USA and UK, formats are quite uniform and quality is lower, but that allows the publisher to invest more in content, and to offer better payments for illustrators, launching longer runs.

There are three segments in English-speaking children’s book market: a group of cheap books, a second group of stories “easy to  consume”, with nice and lively characters and with strong 'personality', funny and action stories (here is where Plum Pudding works), and a third group of gift unique books, that sell above 20 £.

In the afternoon, Mark Mills reviewed the attendee’s portfolios, one by one, so all the participants could get feedback and get helpful advice on styles, sizes, color, most suitable market…

We hope this will be the first of many interesting meetings with Plum Pudding! Thank you, Mark!



 
Encuentro con Antonio Rubio, poeta/ Author meeting Antonio Rubio, poet

Posted on: June 4, 2016


AntonioRubioWe met in La Sombra Book-store with Antonio Rubio to discuss his view of creating and reading poems for children. We jumped into the magic emerging from the words, rhythms and gestures of Antonio, a passionate teacher and writer. Attendees did not miss a second of the two hours in which we had the privilege to enjoy what might be called a master class on poetry and how it can reach children in a natural way.

En una tarde cálida de viernes nos encontramos con Antonio Rubio en la Librería La Sombra para hablar de poesía infantil, o eso creíamos. Formamos corro y dejamos que la magia surgiera de las palabras, los ritmos y los gestos de Antonio, maestro de profesión y vocación. Los asistentes no perdimos ni un segundo de las dos horas en las cuales tuvimos el privilegio de disfrutar de lo que podría llamarse una clase magistral.

Aunque Antonio dice ser solo un maestro no dejó de demostrarnos que su verdadera vocación es la divulgación del trabajo poético en las aulas.

Antonio nos cuenta que, desde el mismo momento que comenzamos a vivir estamos familiarizados con los ritmos binarios del corazón de nuestra madre y que de ahí nacen los ritmos de las nanas: nuestro primer cancionero. A él se irán sucediendo las rimas corporales, nuestro comienzo de la educación poética, los juegos, adivinanzas, trabalenguas, etc.

"Somos seres poéticos desde que nacemos: homo poeticus."

En algún momento el niño interrumpe este proceso creativo desde el oído y lo pasa al ojo, en el comienzo de la lectura, y esta educación poética en las aulas se verá interrumpida o seguirá adelante. cunaalaluna

Antonio nos mostró que el ritmo y la música se relacionan de manera natural por este origen y porque la música hace recordar al niño, como parte de una tradición oral. "Las niñas saltando a la comba es la prueba del ritmo de cuerpo, la poesía y la canción. Es un ejemplo de ejercicio más completo."

La serie de libros que hace de Antonio un éxito de ventas en la literatura de primeros lectores es la utilización de las estructuras básicas de la poesía y el excelente trabajo de la editorial Kalandraka. La primera lectura visual a través del oído con códigos gráficos sencillos y eficaces.

Ver y escuchar a Antonio nos resultó inspirador a la vez que hipnótico. Nos recomendó lecturas de Federico García Lorca y María Elena Walsh. Consiguió hacernos volver a momentos de nuestra infancia que luego compartimos con los pequeños, pues hasta en los casos más evidentes de esa ruptura poética podemos conectar de nuevo con ella, practicarla y compartirla para comunicar nuestras historias como autores.

¡Gracias, Antonio, por dedicarnos este maravilloso encuentro de autor!  

Por Ale Díaz Bouza

Más información sobre el autor: ENCUENTROS_3_ARUBIO



 
Claudia Bernaldo de Quirós, agente literaria

Posted on: May 3, 2016


IMG_1026Claudia Bernaldo de Quirós, directora de la agencia CBQ, apuesta por aquellos textos que anuncian la presencia de un autor con pensamiento y voz propia, sea cual sea su “poética”, y a los ilustradores que pueden acompañar ese tipo de textos. Claudia representa escritores como María Teresa Andruetto, Inés Garland, Ellen Duthie, Javier Arévalo e ilustradores como Istvan Schritter, Daniela Martagón, Eneko, Iñaki Echeverría, Miguel Repiso…

La cometa – ¿A qué te dedicabas antes de abrir la agencia literaria?  
Claudia Bernaldo de Quirós- Siempre estuve alrededor del mundo de la literatura. He trabajado como correctora, correctora de estilo, editora, editora freelance, responsable de prensa de varias editoriales… He dado clases de escritura creativa y, como muchos de los que pertenecemos a este mundillo, dirigí una pequeña revista literaria…

LC – ¿Cómo influyó esa trayectoria en el trabajo de la agencia?  
CB – Los trabajos que he  desarrollado me enseñaron a ver el mundo editorial desde distintos ángulos, lo cual es muy importante y beneficioso. Pero desde que me fui de mi país, Argentina, tenía claro que quería ser agente literaria porque había visto lo mucho que les costaba a los autores salir de su entorno más local y poder llegar a más lectores.

LC -¿En qué mercados trabajas?
CB – En todos. Representamos sobre todo a autores e ilustradores de América Latina, así que nos movemos muy bien por América Latina pero también en otros mercados para poder vender traducciones de nuestros autores. De hecho, trabajamos en América Latina, como dije, en Europa, en Asia… Tenemos co-agentes en varios países y eso nos ayuda mucho a ser eficaces.
Tengo, eso sí, una cruzada personal con la circulación de los libros en América Latina. Me interesa que los libros circulen, que se lean. Por eso somos muy exigentes con las editoriales a la hora de entregarles los derechos para castellano. A muchos de nuestros autores, que publican incluso en editoriales grandes, los verás también editados en pequeñas editoriales independientes o alternativas. Es algo que me enorgullece porque le dan una nueva vida al libro, al llegar a distintos tipos de lectores… 

LC – ¿Cómo trabajas con los editores?   
CB – Nos vemos, nos encontramos en las ferias, y ellos ya saben qué tipo de autores representamos así que también nos llaman, nos piden textos o ilustradores. Estamos conectados. Y procuramos mantener una regla de oro que es no hacerles perder el tiempo. Esto creo que es muy importante para todos, autores, editores, agentes: hay que saber y conocer muy bien qué publica cada quién. Si bien es interesante arriesgar, lo profesional es conocer el perfil de las editoriales con las que trabajamos o con las que queremos trabajar y conocer muy bien los textos que tenemos entre manos.

LC – Cómo trabajas con los autores?  
CB – Le doy mucha importancia a los textos. Me implico mucho en la lectura de los borradores y procuro devolver al autor una mirada afinada y profunda.
El compromiso mío frente a un autor es mover sus textos entre las editoriales más interesantes para su trabajo y hacer todas las gestiones necesarias para que se publique. Luego, discutir los términos del contrato con la editorial, revisar las liquidaciones, intentar venderlo a otras lenguas. También seguimos el recorrido del libro una vez que se publica y procuramos ser muy activos en las redes sociales para dar a conocer las novedades de nuestros autores.
En definitiva brindamos al autor nuestro conocimiento literario, nuestro conocimiento del mercado editorial, nuestros contactos, nuestro conocimiento jurídico para los contratos, administrativos para las liquidaciones y nuestro cariño para establecer una relación de respeto y de confianza. Es muy importante el vínculo que se establece entre un agente y un autor y nosotros lo cuidamos mucho. Por eso creo que una de las tareas más importantes de un agente literario, además de todo lo mencionado, es acompañar a nuestros autores en su camino literario. Trazar un camino, dibujar los mapas… saber aconsejarlos, saber esperar, saber confiar en su trabajo.

LC -¿Cómo ves el campo de la LIJ en español?  
CB – Muy bien. La literatura infantil y juvenil es uno de los mercados que ha logrado mantenerse vigoroso e incluso crecer. En algunos países de América Latina se nota mucho el apoyo que la LIJ recibe de los gobiernos, de las bibliotecas y eso se agradece porque estamos hablando de lo que leen los niños, los jóvenes. Es el momento perfecto de su vida para acercarse al mundo literario y es el momento oportuno de acercarles textos de calidad y de brindarles un abanico de posibilidades para que puedan elegir.

LC – ¿A qué tipo de autores representas?
CB – A autores con "voz propia", autores que tienen sus propias señas de identidad; un universo más allá de las modas y las corrientes literarias establecidas. Y con una aguda mirada narrativa. 

LC -¿Qué características tienen en común, si las hay?
CB – A mi juicio son autores que intentan cambiar la textura del mundo editorial, no solamente engordarla.
Son autores a los que hemos visto crecer y a los que hemos acompañado en ese crecimiento. El mérito es de ellos, de sus textos, de su trayectoria, pero para una agencia como la nuestra, ver a María Teresa Andruetto recibir el Premio Andersen o a Inés Garland recibir el Deutscher Jugendliteraturpreis nos indica que el camino elegido es el correcto, que vale la pena luchar y persistir. No me estoy refiriendo al logro del premio en sí, sino también al largo camino que implica ser escritor, al largo camino que implica llegar a más lectores y, en ese sentido, un premio como los mencionados resultan sin duda un importante apoyo

LC – ¿Qué es lo que buscas en un manuscrito o qué es lo que te llama la atención, la primera vez que lo lees?  
CB – Elijo a un autor que tenga "voz propia" y un alto rigor literario.
Elijo a un autor porque me interesa su universo, porque sus textos pueden producir movimientos en el lector y, hacia fuera, en la sociedad. Entendiendo que la literatura  se produce dentro de una totalidad social, la literatura no es un hecho aislado.
Elegimos a un autor cuando vemos en él a un escritor. 

LC -¿Estás buscando clientes nuevos?  
CB – Sí, siempre estamos buscando nuevos autores aunque es tal la cantidad de textos que nos llegan que ahora, a nuestro pesar, hemos tenido que restringir la aceptación de nuevos textos para evaluar. 

LC – ¿Cómo ponerse en contacto contigo?
CB – A través de nuestra página web: www.agencialiterariacbq.com

LC -¿Qué consejos ofreces a un autor LIJ que está buscando cómo publicar?
CB – Que lean, lean y lean mucho, que trabajen sus textos y que por favor no crean que la literatura para niños es "fácil" o es menos literatura que la de adultos.
Por último, creo que es importante que sepan que esto no es un sprint sino una carrera de largo recorrido.

¡Muchas gracias, Claudia!



 
¿Y ahora qué hago con los mexicanismos?

Posted on: May 3, 2016


La escritora María Victoria ha publicado varias novelas y cuentos breves y ahora está trabajando en una serie de cuentos infantiles sobre México. Su interés por escribir para niños y jóvenes hizo que se afiliara a SCBWI hace varios años. Aquí ofrece su particular postura ante el dilema de la elección de cierto vocabulario en español, para que los libros alcancen de manera mayoritaria a los lectores de habla hispana, respetando la riqueza y diversidad de cada cultura.

"María, quítale los mexicanismos a tu novela, de otra forma aquí en España nadie te va a publicar”. Así decía el e-mail de mi agente literaria de Barcelona cuya labor, por ese entonces, era encontrarle un editor a mi segunda novela Más allá de la justicia.

Eran las cinco de la mañana y apenas me sentaba a escribir y a saborear mi primera taza de café. A esas horas insólitas de la madrugada suele visitarme mi comadre, la Musa. Mis amaneceres siempre han sido de ella. Ese día me levanté inspirada, ansiosa por continuar mi tercera novela La Casa de los Secretos – una historia de amor durante el siglo XIX. Lo último que se me antojaba era tener que pensar en aquella otra novela, la ya parida, la que tan pronto mandé a mi agente sepulté en campo santo del olvido. Pero ahora ahí estaba ella, reviviéndola con esa correspondencia que además, no entendí. ¿Qué querría decir? ¿Que hiciera yo qué???

Me quité los lentes, los limpié con la manga de mi bata, y repasé esa palabra tan peculiar: mexicanismos. El café de pronto me supo ácido. ¿Se estaría refiriendo a las majaderías de mi protagonista, Sofía, la abogada mexicana? ¡Pero si no puede hablar de otra manera! pensé, defendiéndome. Sofía es de Boca del Río, pueblo de pescadores donde las groserías son el sazón de la lengua. Quitarlas de la narración sería como guisar frijoles sin epazote. O como freír una tortilla sin patatas – para que mi agente me entendiera. Pero quizás eso no era lo que me estaba pidiendo.

Quizás el problema eran los dichos rancheros que a propósito había salpicado en el diálogo, para recalcar el punto de mi orador, y de paso, honrar a mi patria. Y eso…diríamos que es parte de mi estilo narrativo. Algo que nadie le reclama a los grandes, sean de Colombia o de China. Pero claro, yo no soy de las grandes y ahí estaba la prueba. Según mi agente, nadie en la Madre Patria apostaría por mi novela por aquello de los mexicanismos.

Se me subió el indio. Es decir: me enojé. Nunca antes había recibido comentario parecido, ni de mis lectores, ni del sinnúmero de editores (de todas nacionalidades) que han revisado mi trabajo. Pero además, si era cierto que los mentados “mexicanismos” fueran tanto problema, entonces, quería yo saber ¿cómo era que aquél mismo texto había quedado en tercer lugar del Premio Planeta de Novela? Habían competido un total de 509 novelas al galardón mejor dotado de las letras españolas, y 85 de ellas venían de Latinoamérica: 25 de Argentina, 18 de Perú, 16 de México, 12 de Chile, 9 de Venezuela, 8 de Colombia, 5 de Bolivia, 4 de Costa Rica, 3 de Uruguay, 2 de Cuba, 2 de Puerto Rico, 2 de Ecuador, 1 de Paraguay y 1 de Guatemala. El resto provenían de España. El primero y el segundo lugar lo habían ganado dos españoles, pero atrás de ellos, en tercer lugar (o la última que eliminaron) estaba Más allá de la justicia. Con todo y sus mexicanismos.

Me dirigí a la cocina cavilando el asunto. Me serví otra taza de café y salí a la terraza a consultar con la Luna, siempre serena. Suele aplacar mis humores. No tenía por qué enrollarme en mi bandera mexicana y revivir la conquista, razoné. Mucho menos cuando el consejo venía de mi agente quien, sin duda, quería lo mejor para ambas: publicar la novela.

Decidí ignorar el correo. Regresé al escritorio, encendí mis velitas aromáticas, subí la música de inspiración, y comencé una vez más a acariciar las teclas, tratando de seducir a la Musa. Pero no. No hubo manera de retroceder al año 1847, a la antigua ciudad de Oaxaca, donde acontece la trama. La palabra mexicanismo brincaba entre los párrafos, picoteando a mi comadre quien finalmente se hartó y se largó a ayudar a otro escritor en alguna otra parte del mundo. Quizás a Bolivia. O quizás, por pura venganza, a Barcelona.

Le escribí a mi agente pidiendo una aclaración. La respuesta no se hizo esperar:
“…la novela no debe sonar tan mexicana. ¿Me explico? Has de optar por un español lo más neutro posible … la historia es la que es, pero el tema del lenguaje es BIEN importante…ha de poder leer (la novela) cualquier hispano y no saber, al leerte, de dónde procedes. Luego ya lo verá en tu bio… Sé que te encomiendo una tarea titánica, María, y que tal vez te convendría tener a un filólogo que haya hecho Hispánicas para ayudarte en la tarea de buscar vocablos que funcionen en la mayoría de países de lengua hispana…Si quieres, lee La Isla de los Amores Infinitos de Daína Chaviano. Ella es cubana, pero su lenguaje aquí no despertó ningún desconcierto.”

Desconcierto.

Lo confieso. La desconcertada con semejante respuesta fui yo. Y ahora sí no hubo luna que me bajara al indio. Pobre Daína, pensé. Ya la veía yo, borrando obedientemente los cubanismos de su novela, sólo para complacer a su editor. De tal manera que su personaje que antes “jodía” ahora “molestaba”, y la chica que antes era un “bacalao” ahora era una “flaca”, y aquél niño que “montaba guaguas” ahora “andaba en autobús”. ¡La tragedia! La novela que yo definitivamente quería leer, y que todavía quiero leer, es la versión “a la cubana”, aquella narración deliciosa que me acerca a su autora y amplía mi lengua. Sí. Esa lengua que también es mía y que, dependiendo de quién la mastique, sabe bailar danzón, cumbia, merengue y salsa además de flamenco. Me imagino que la pobre Daína tampoco es de las grandes, porque si lo fuera, como Borges, por ejemplo, o como García Márquez, el editor se hubiera tenido que tragar un pincho de argentinismos y de colombianismos con su corto de café. Sobre todo si hablamos de Gabo, en paz descanse.

Esto es lo que nos platica Eloi Jáuregui al respecto, en su artículo en la revista Crónica Viva:
“Cuando García Márquez escribió en la segunda edición de su novela ‘La Mala hora’ en 1967, en el prólogo se leía esta verdad que daba vergüenza ajena: La primera vez que se publicó esta obra, en 1962, un corrector de pruebas se permitió cambiar ciertos términos y almidonar el estilo, en nombre de la pureza del lenguaje. En esta ocasión, a su vez, yo el autor, me he permitido restituir las incorrecciones idiomáticas y las barbaridades estilísticas, en nombre de mi soberana y arbitraria voluntad”.

¡En nombre de mi soberana y arbitraria voluntad!

O sea, y dicho a la mexicana : A la porra con los convencionalismos.

¡Qué ganas de hablar con mi autor favorito y platicar sobre el tema! Qué delicia sería poder preguntarle más sobre esas “instrucciones disciplinarias del idioma” que como bien dice Jáuregui “son entendidas por García Márquez como una matriz carcelaria que pretende aprisionar y estigmatizar ciertas manifestaciones culturales, las que han sido rechazadas por el ‘establishment’ burgués vigente, en nombre del ‘buen gusto’ y de una pretendida defensa del patrón de civilización imperante…”

Todo esto me recordó a ciertos personajes entrañables en la literatura infantil, como Mafalda. Imagínense que le hubieran pedido a Quino (Joaquín Salvador Lavado) que “neutralizara” el español de la Mafalda y quitara los argentinismos. ¡Ay! Eso sí que sería un pecado… Y me pregunto, con esa la convocatoria de escribir y publicar literatura infantil que refleje diversidad ¿qué se supone que debemos hacer los escritores con el lenguaje de nuestros pequeños protagonistas? ¿O acaso queremos agrupar a todos los hispanoparlantes e ignorar la diversidad dentro de nuestras propias culturas?

Por desgracia, aquella mañana no hubo posibilidad de hablar con Gabo sobre el tema. Mi única consejera fue la Luna.

Y así, bajo el amparo de su plateada cobija, tuve que decidir solita si podía darme el lujo de mandar a la porra a mi agente…

No les digo lo que finalmente decidí, mis queridos lectores. Sospecho que lo adivinarán cuando lean la novela. Pero les cuento que La Casa de los Secretos será publicada por Planeta en julio, con todos sus mexicanismos. Que son hartos. Pero eso sí, con un glosario de dos páginas.



 
Leylha Ahuile, empresaria y editora

Posted on: May 3, 2016


LeylhaLeylha Ahuile es originalmente de Chile, creció en Chicago y ahora vive en Los Ángeles. Se ha desempeñado hace tiempo en el campo de la literatura pues ha sido empresaria, editora, autora y fundadora de PromoLatino y TintaFresca, la revista digital sobre literatura en español. Su filosofía es que hay que amar lo que haces y, si no es así, hay que cambiar las metas. Es una apasionada de lo que hace, especialmente en lo que refiere a los libros.

La cometa (LC): Leylha, antes que nada, muchas gracias por darnos esta entrevista. Estamos seguros de que a nuestros lectores les va a encantar. Cuéntanos algo sobre tu trayectoria en el mundo de los libros.

Leylha Ahuile (LA): Gracias a ustedes por vuestro interés. Hace más de 20 años comencé en el área de ventas de libros de texto al mercado escolar para la editorial Santillana. Dado que Santillana también publicaba libros de literatura, los ofrecíamos como productos suplementarios a los libros de texto. Como encontraba los libros de literatura mucho más entretenidos que los de texto, me lo pasaba inventando actividades para presentarle a los maestros. Luego asumí el cargo de vice presidenta y directora editorial de obra general en Santillana. Durante mi tiempo en la editorial me di cuenta que aún faltaba mucho para que la industria del libro en español llegara al nivel de la industria en inglés. No me refiero a calidad de los libros sino a la maquinaria necesaria para que un libro llegue a las manos de un lector: canales de distribución, puntos de ventas, medios que hablaran sobre libros, etc. Todo eso me llevó a formar mi propia empresa, PromoLatino.

LC: Eres socia fundadora de PromoLatino, una agencia de comercialización, relaciones públicas y asesoría para marcas que quieren llegar al mercado hispano en Estados Unidos y que ofrece servicios de análisis de datos, servicios de traducción y edición de textos y organización de eventos, entre otros. Platícanos por qué la fundaste y cuáles son tus metas.

LA: Cuando formé PromoLatino, la industria de libros en español en Estados Unidos aún no había madurado.  Comencé la agencia ofreciendo los servicios que me hubiesen interesado contratar cuando estaba en Santillana. Al principio nos enfocamos en asesorar a editoriales y distribuidores que deseaban entrar al mercado. Luego nos dimos cuenta que había una gran demanda para servicios de marketing y relaciones públicas. A medida que iba cambiando el mercado, fuimos cambiando nuestro enfoque. Trabajamos con expertos en diversas áreas para poder brindarles la ayuda necesaria a nuestros clientes.

LC: Se dice mucho sobre el enorme potencial de adquisición de la población hispana de Estados Unidos. ¿Cómo promueven los libros, especialmente los que son para lectores jóvenes, en ese país?

LA: Eso del “enorme potencial” es la idea más errónea que ronda la industria. Todos hablan de un potencial de 55 millones de hispanos, lo cual está correcto si estamos hablando de productos de consumo como la pasta de dientes o una soda.  Pero cuando se habla de libros en español, la realidad es muy diferente. Primero que nada, gran parte de los 55 millones son de segunda o tercera generación en Estados Unidos por lo tanto es posible que hablen español, pero lo más probable es que no lo lean o escriban. Muchos hispanos se criaron en escuelas sin programas bilingües con el fin de que los estudiantes solo hablaran inglés.  Eso está cambiando en muchos distritos escolares y es un factor importante que está impulsando la venta de libros bilingües para niños. A la vez, padres anglosajones desean que sus niños sean bilingües y qué mejor manera de reforzar eso en casa que con libros bilingües. Creo, o por lo menos espero, que la tendencia hacia la educación bilingüe siga creciendo y que la demanda para libros en español o bilingües aumente. 

LC: ¿Trabajan con autores e ilustradores de libros para niños y jóvenes o nada más con editoriales? En el caso de los creadores, ¿buscan un cierto perfil?

LA: Por lo general son las editoriales, distribuidores, o autores auto-editados quienes nos contratan para la promoción de un libro. Nosotros no trabajamos con un perfil en particular de autor o libro. Hemos realizado campañas de marketing para autores que son desde bestsellers mundiales a escritores que están lanzando su primer libro. Solo trabajamos en promover libros que están disponibles en Estados Unidos. No tiene sentido promover un libro si luego los consumidores no lo van a encontrar en las librerías.

LC: TintaFresca es una revista digital dedicada a la literatura en español que se puede encontrar en Estados Unidos. Es gratuita e incluye entrevistas con autores, reseñas, noticias y una lista de bestsellers. ¿Puedes comentarnos un poco más sobre ella? ¿Recibes colaboraciones esporádicas?

LA: TintaFresca nació de una frustración personal que yo tenía como lectora y consumidora de libros. En España y en la mayoría de los países de Latinoamérica hay revistas, secciones de periódicos, programas en la radio y televisión donde se comentan las últimas novedades literarias. En Estados Unidos, para los libros en inglés, también existen muchísimos medios donde se comenta sobre los libros, pero nada para los libros en español. Se necesitaba una revista que comentara sobre los libros, ¿de qué otra manera va a decidir un consumidor si desea leer un libro u otro? Aunque nos llegan lectores de todo el mundo, sólo incluimos libros que estén disponibles en Estados Unidos. Sobre los colaboradores, recibimos colaboraciones siempre y cuando cumplan con nuestras normas.

LC: También eres la editora de la sección de libros en español de Publishers Weekly. Por favor platícanos de esta revista, una de las más reconocidas en el medio, donde, entre otras, informan sobre tendencias del mercado. ¿Qué requisitos deben cumplir los títulos que aparecen? ¿Reseñan libros auto-publicados?

LA: Los requisitos sobre inclusión de libros, entrevistas de autores o notas sobre la industria son establecidos por los editores de Publishers Weekly. El gran requisito es que el libro esté disponible en Estados Unidos o bien sea directamente desde la editorial o a través de un distribuidor. Por lo general son las editoriales y distribuidores que nos envían información sobre sus novedades. Dependiendo de la fecha de la edición de la revista en la que estemos trabajando es que solicitamos libros publicados durante dichas fechas. Por ejemplo, si un libro es publicado en México en mayo pero no estará disponible en Estados Unidos hasta noviembre, no lo incluiremos hasta noviembre. Por el momento Publishers Weekly no incluye libros auto-publicados.

LC: No es secreto que te apasionan los libros. ¿Por qué? ¿Cuáles son tus géneros favoritos? ¿Nos puedes recomendar alguna de tus últimas lecturas?

LA: No me van a creer, pero puedo escribir sobre libros pero no recomendar. Hay libros para todos los gustos y sin saber lo que le interesa a la otra persona no puedo hacerle una recomendación. En estos momentos estoy releyendo Mañana en la batalla piensa en mí de Javier Marías.

Mi pasión por los libros comenzó desde pequeña pero lamentablemente cuando nos mudamos de Chile a Estados Unidos no teníamos acceso a libros en español por lo tanto me crié leyendo autores anglosajones en inglés. En la universidad, mi pasión por los escritores latinoamericanos comenzó de una manera muy peculiar. Yo estudiaba administración de empresas y para costearme parte de mis estudios conseguí trabajo como lectora para un estudiante ciego que cursaba literatura latinoamericana. En ese tiempo era muy difícil conseguir libros en español en braille por lo tanto debía leerle en voz alta las obras de Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa e Isabel Allende, entre otros. A través de estos libros también llegué a conocer el continente del cual soy parte y creo que por eso, hasta el día de hoy, lo que más disfruto es la novela histórica y las biografías. En realidad, fue el estudiante ciego quien me permitió ver las grandes obras de nuestras letras.

LC: ¿Puedes adelantarnos si tienes algún proyecto para el futuro o alguna iniciativa que te gustaría emprender y que pudiera tener impacto en la literatura para niños y jóvenes en español?

LA: Como les comenté, llevo la sección de libros en español para Publishers Weekly pero ahora también estoy comenzando a trabajar con la editora de libros para niños. Esto significa que debo seguir escribiendo un mayor número de notas y más extensas sobre literatura infantil y juvenil. Creo que esto habla del gran interés que hay por los libros en español, por sus autores e ilustradores. Por lo tanto, invito a autores, editoriales y distribuidores a enviarme información sobre novedades infantiles y juveniles en español o bilingües disponibles en Estados Unidos. Mi correo electrónico es leylha@promolatinoinc.com.

PromoLatino: www.promolatinoinc.com

TintaFresca: www.tintafresca.us